FEDESIBA

La Red Española de Desarrollo Rural pasa a formar parte del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

10 febrero 2021 | Publicado : 12:27 (10/02/2021) | Actualizado: 12:27 (10/02/2021)

REDR se incorpora al Pacto Mundial de Naciones Unidas (UN Global Compact) un instrumento de la ONU formado por empresas y entidades de 170 países, lo que la convierte en la mayor iniciativa de responsabilidad social corporativa en el mundo. El Pacto Mundial de Naciones Unidas considera que REDR cumple con todos los requisitos para integrarse en su sistema por su apuesta por la sostenibilidad y la RSC. Aquí podéis acceder a la ficha de REDR en la web de UN Global Compact.

El objetivo del Pacto Mundial de Naciones Unidas es transformar el mercado global, potenciando un sector privado sostenible y responsable sobre la base de 10 principios en áreas relacionadas con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción. El Pacto Mundial de Naciones Unidas persigue dos objetivos principales:

  1. Incorporar los 10 Principios en las actividades empresariales e institucionales de todo el mundo.
  2. Canalizar acciones en apoyo de los objetivos más amplios de las Naciones Unidas, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
     

Como participante, Red Española de Desarrollo Rural (REDR) se compromete a:

  • Apoyar los Diez Principios del Pacto Mundial de la ONU con respecto a los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción;
  • Hacer avanzar estos principios dentro de su esfera de influencia y hacer una declaración clara de este compromiso con sus partes interesadas y el público en general;
  • Participar en las actividades del Pacto Mundial de las Naciones Unidas según su tipo de organización; y
  • Comunicar cada dos años con sus partes interesadas sobre su participación en el Pacto Mundial y sus esfuerzos para apoyar los diez principios, y publicar esta Comunicación sobre la participación (COE) en el sitio web del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. No publicar un COE cada dos años resultará en la pérdida de un estado "activo" en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y, finalmente, en la eliminación de la iniciativa.